Viaje a Zambia: un camino con estilo sinodal

10.jpg

Alegría, espacios para compartir y oración caracterizaron el viaje de la Hna. Carmen Ros, NSC, Subsecretaria DIVCSVA, y de la Dra. Daniela Leggio, Responsable de la Oficina para la Promoción y Formación de la Vida Consagrada, a Lusaka, Zambia.

Fue una semana intensa, del 27 al 31 de mayo, en la que pudieron conocer diversas realidades de la vida consagrada en el país y expresar la atención y cercanía del Dicasterio. Tras reunirse en Lusaka con los responsables de ACWECA (Asociación de Mujeres Consagradas de África Oriental y Central), de la ZAS (Asociación de Religiosas de Zambia) y de la ARMZ (Asociación de Religiosos de Zambia), Sor Carmen Ros comentó: «Hemos podido conocer de cerca la vitalidad y el compromiso que estas realidades ponen al servicio de la vida consagrada, para que ésta se enraíce en los contextos en los que vive». 

Al final de la jornada del 27 de mayo, los dos representantes del Dicasterio conversaron con algunas religiosas de diferentes países que asisten al curso anual para formadores en el Centro Kalundu. 

Del 29 al 31 de mayo, participaron en el encuentro organizado por la Conrad N. Hilton Foundation, Catholic Sister Initiative que apoya económicamente a religiosas comprometidas con el desarrollo humano y la promoción de la paz y la justicia. 

El evento, titulado Embracing a Shared Vision: Impact, Learning and Collaboration in Service for the Common Good, contó con la participación de la Hna. Carmen Ros junto con algunos representantes de los Dicasterios de la Santa Sede: el Dr. Paolo Ruffini, Prefecto del Dicasterio para la comunicación, la Hna. Alessandra Smerilli, FMA, Secretario del Dicasterio para el servicio del desarrollo humano integral, y la Hna. Nathalie Becquart, XMCJ, Subsecretario del Sínodo de los Obispos.

«La Iglesia, y en ella la vida consagrada, siempre se ha confrontado con la modernidad, con los procesos culturales de cada época, y esto ha exigido apertura de pensamiento, lectura de fe, reelaboración teológica y atención canónica, en un diálogo continuo con los consagrados y consagradas para acoger lo que el Espíritu sugiere y actúa», subrayó la Hna. Carmen Ros, invitada a hablar sobre el papel del Dicasterio en favor de la vida consagrada. «El Dicasterio está presente en la Iglesia para ser instrumento de la cercanía de Dios en nuestro camino de consagración». Por ello, «toda mujer consagrada puede sentirse acompañada en su seguimiento de Cristo, en las alegrías y dificultades que este seguimiento hoy, en este mundo, en las diferentes culturas pueda comportar».

A la Dra. Leggio le correspondió presentar los proyectos puestos en marcha por el Dicasterio con el apoyo de la CNHF (Conrad N. Hilton Foundation): el curso de formación Studium, abierto a consagrados y consagradas de lengua inglesa y española; la reflexión junto con algunas Conferencias de Superiores Mayores sobre cómo afrontar los retos que se plantean a los institutos en situaciones de fragilidad, y el camino sinodal con consagrados y consagradas de todo el mundo, sobre el tema de la reconciliación titulado Peregrinos de esperanza por el camino de paz.

Antes de partir, un último encuentro con la Presidenta de la COSMAM/COMSAM, (Confederación de Conferencias de Superiore/as Mayores de África y Madagascar) para compartir el desafío de vivir la diversidad como una riqueza y formar hombres y mujeres capaces de asumir su vocación como un don y un servicio a la Iglesia y al mundo entero.

07 junio 2024